Blog de aula de José Juan Clemente, profesor de Geografía e Historia del IES Profesor Ángel Ysern de Navalcarnero (Madrid). Este curso estará especialmente dedicado a las materias siguientes: Geografía e Historia de 2º y 4º ESO, y Geografía de 2º de Bachillerato. Además mantiene los contenidos de las otras materias de esta especialidad: Ciencias Sociales de 1º y 3º de ESO, Historia del Mundo Contemporáneo, Historia del Arte e Historia de España. Para contactar: derevolutionibus.geohistoria@gmail.com

lunes, 12 de octubre de 2015

EJEMPLO DE COMENTARIO DE UN MAPA HISTÓRICO, EL AVANCE DE LA RECONQUISTA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA DURANTE LOS SIGLOS XII Y XIII, HISTORIA DE ESPAÑA 2º BACHILLERATO

Aquí tenéis el mapa para practicar el comentario. Una vez entregado y corregido, podéis comparar el vuestro con el que os propongo más abajo. Aunque existen siempre varias posibilidades que pueden ser correctas, es importante realizar el comentario siguiendo todos los pasos y haciendo referencias al mapa.



EVOLUCIÓN DE LA RECONQUISTA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA
 ENTRE LOS SIGLOS XII Y XIII

1. CLASIFICACIÓN.
Estamos ante un mapa histórico mixto puesto que emplea tanto relleno (colores) como símbolos (batallas). El espacio geográfico delimitado corresponde a la península Ibérica desde el final del s. XI hasta mediados del s. XIII. El carácter es político y bélico.

2. ANÁLISIS.
Los colores verde, naranja y morado oscuros representan respectivamente los reinos de Castilla y León, Corona de Aragón y Portugal (que seguirá la estela de Castilla) en 1150. En cambio, esos mismos colores en tonos más claros reflejan los territorios reconquistados por esos mimos reinos en 1270. El reino de Navarra (en amarillo) ha quedado bloqueado entre Castilla y Aragón, por lo que finaliza su expansión hacia el Sur, a pesar de lo cual participa en la coalición cristiana vencedora en las Navas de Tolosa (1212). El reino de Granada (en rosa), vasallo y tributario de Castilla, constituirá el último reducto musulmán en la península hasta su definitiva anexión en 1492 por los Reyes Católicos.
El símbolo de las espadas cruzadas indica las victorias cristianas (en negro) y musulmanas (en rojo).

3. COMENTARIO.
Tras la invasión musulmana (711) se configuran varios núcleos de resistencia en el norte peninsular que no pasarán a la ofensiva hasta la disgregación del Califato de Córdoba (1031) en los débiles reinos de Taifas.
Los hechos reflejados en el mapa destacan cómo Alfonso VI de Castilla les asesta un duro golpe con la reconquista de Toledo (1085) por lo que pedirán ayuda al norteafricano imperio almorávide que frenará temporalmente el avance cristiano en las batallas de Sagrajas (1086) y Uclés (1108). Por su parte, Alfonso I de Aragón domina el valle medio del Ebro (Zaragoza, 1118). El poder almorávide se descompone, surgiendo brevemente nuevos reinos de taifas absorbidos por el apogeo de los almohades que unifican de nuevo Al-Ándalus frenando el avance de los reinos cristianos hacia el sur con su contundente victoria sobre Castilla en Alarcos (1195).
Ante el peligro, y con el referente de las cruzadas se crean órdenes militares (Santiago, Calatrava y Alcántara), se establecen pactos para el reparto de los territorios musulmanes entre Castilla y Aragón (Tudillén, Cazola) y se prepara un gran coalición cristiana que vencerá definitivamente a los almohades en las Navas de Tolosa (1212). La consecuencia directa puede observarse en el mapa, la reconquista de un extenso territorio (casi la mitad de la península) en pocos años (1212-1265), que ante la falta de la población necesaria, será repoblado en su mayor parte por las órdenes militares configurando latifundios ganaderos al frente de caballeros (comendadores).
Mientras Fernando III de Castilla y León se hace con Badajoz, Sevilla, Córdoba y Murcia, Jaime I de Aragón hará lo propio con Mallorca y Valencia. Por su parte, Portugal avanzará hasta el Atlántico, fijando su frontera con Castilla en el curso del Guadiana, mientras que el reino nazarí Granada será el último reducto musulmán hasta 1492.

4. CONCLUSIÓN.
El mapa muestra la importancia de un periodo crítico para la configuración de los distintos reinos peninsulares que posteriormente darán lugar a la formación de España, además de la estructura de la propiedad de la tierra, que conformará extensos latifundios en las tierras reconquistadas que pasarán a ser propiedad de la nobleza, la iglesia y posteriormente de la burguesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...