Blog de aula de José Juan Clemente, profesor de Geografía e Historia del IES Profesor Ángel Ysern de Navalcarnero (Madrid). Este curso estará especialmente dedicado a las materias siguientes: Geografía e Historia de 2º y 4º ESO, y Geografía de 2º de Bachillerato. Además mantiene los contenidos de las otras materias de esta especialidad: Ciencias Sociales de 1º y 3º de ESO, Historia del Mundo Contemporáneo, Historia del Arte e Historia de España. Para contactar: derevolutionibus.geohistoria@gmail.com

miércoles, 7 de octubre de 2015

LAS TORMENTAS ELÉCTRICAS. FENÓMENOS METEOROLÓGICOS LOCALES VIOLENTOS.

Una tormenta eléctrica es un electrometeoro (manifestación visible o audible de la electricidad atmosférica). La Organización Meteorológica Mundial la define como una o varias descargas bruscas de la electricidad atmosférica que se manifiestan por un destello breve e intenso (relámpago) y por un ruido seco o un retumbo sordo (trueno).


Tormenta eléctrica. Relámpagos

El trueno es el ruido de la descarga eléctrica que constituye el relámpago. Como la velocidad del sonido es menor que la de la luz, el trueno puede oírse con cierto retraso después de haberse percibido el relámpago, si la distancia entre la tormenta y el observador es grande.


Las tormentas eléctricas se producen principalmente en las nubes convectivas, y generalmente van acompañadas de precipitaciones que llegan al suelo en forma de chubascos de lluvia, nieve granulada o granizo.

El relámpago es una chispa eléctrica a gran escala, que se produce cuando la diferencia de potencial eléctrico entre dos puntos separados por el aire alcanza un valor muy elevado. Este valor depende de la conductividad del aire y de la distancia entre los dos puntos. Cuando la diferencia de potencial eléctrico entre la nube y el suelo o entre dos nubes o entre diferentes partes de una misma nube, excede a la diferencia de potencial de ruptura se produce una descarga (relámpago, rayo).

De todos modos, aún se ignora mucho sobre los mecanismos que provocan esta separación. Sin embargo, sí se sabe que la superficie exterior de las gotitas de agua está constituida en gran parte por cargas eléctricas negativas, y que inmediatamente por debajo de esta capa, existe otra de cargas positivas. Las fuerzas de fricción que actúan  durante las tormentas podrían arrancar la capa exterior de las gotitas y separar de esta forma las cargas. Esta separación podría también producirse por la congelación del agua o por la fusión de los cristales de hielo.

Bibliografía:
Retallack, B.J. (1991). Compendio de apuntes para la formación de personal meteorológico de la clase IV. Ginebra: Organización Meteorológica Mundial.


Fases de Crecimiento, Madurez y Final de la celda en una tormenta eléctrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...